San Miguel de Abona: El Roque-Cho Pancho. Ruta de las casas terreras.

Muchas veces se tiende a olvidar todo el patrimonio etnográfico que tenemos en la Isla. Bien porque esté, en manos privadas y se han perdido para siempre, o simplemente por dejadez de la Administración. Pero tenemos una realidad, que es el abandono de muchas de ellas, y hoy, están en la ruina, joyas arquitectónicas derrumbadas porque el paso del tiempo no perdona.

Pero estas construcciones, además de dibujar el paisaje de una comarca, encierran historias de familias que, ligadas a los prósperos campos de cultivos de la época, forjaron una manera de vivir para ganarse el sustento diario. Sin comodidades, sin lujos, eran espacios que servían de humilde morada a esos trabajadores del campo, que día a día se sacrificaban por sacar adelante la cosecha, y a su familia.

Casas, campos, eras de trillar, que sin saberlo se han convertido hoy en día en joyas de la etnografía canaria. Historia de los antepasados. Lugares, en los que el tiempo se paró para siempre, y donde el paso del tiempo va horadando estas construcciones, para quien no sabe, en un futuro no muy lejano, desaparecer para siempre.

Esta ruta, podría haber comenzado en cualquier lugar de la zona Sur, pero lo hacemos en El Roque (San Miguel de Abona), donde sus habitantes, piedra a piedra, fueron dibujando el paisaje de casas y huertas. Unos habitantes que con su esfuerzo, construyeron la primera iglesia del lugar, con las piedras que sacaban de los barrancos aledaños. Una ruta en la que disfrutaremos no solo de algunos ejemplos de casas terreras, si no que también, de hornos de fruta, de eras, de muros de piedras perfectamente alineados, bancales para salvar el desnivel del terreno, y maneras de vivir y comunicarse por caminos antiguos que hoy en día todavía perduran.

Y es que hasta prácticamente los años 40 del siglo XX, el paisaje principal de los campos del sur de la Isla eran de cereal. Anteriormente la prospera industria de la cochinilla en las tuneras sembró todo estos campos de este cultivo, que fue desapareciendo con la aparición de los colorantes artificiales. Muchas de esas tuneras siguieron en las huertas plantadas, pero ya solamente para consumo humano de sus frutos. Pero la verdadera revolución se produjo con la llegada del agua por canales y atarjeas, que se extraían de las galerias de la parte alta. Este hecho hizo que los campos se transformaran y se acondicionaran para cultivos como la papa, y los campos se empezaran a cubrir de un material blanco que se sacaba de la tierra llamado jable.

Esta conversión agrícola a dejado huella en los campos del sur. Las tierras abancaladas convirtieron estas huertas en zonas de cultivo de papas, legumbres y hortalizas así como distintos arboles frutales. Las condiciones climáticas y el suelo, favorecieron el cultivo de arboles frutales como la higuera, albaricoqueros, perales y almendras.

Saliendo desde el núcleo del Roque, empezamos a caminar hacia las partes altas o medianías. Nuestro andar nos lleva por uno de los antiguos caminos empedrados que había, que comunicaban los lugares y por donde transitaban bestias y personas en sus tareas diarias. Empezamos a ver las antiguas casas terreras, de barro, piedra, caña y teja. Todas mas o menos con la misma planta, donde había lugar para los humanos y establos para las bestias. Eran casas funcionales para el trabajo del día a día. Sin lujo, sin comodidades…

Pero en esta ruta, no solo vamos a ver antiguas moradas de la gente del campo, si no también veremos construcciones ligadas a aquella época. Una de esas construcciones son los hornos para secar fruta. Su presencia recuerdan la importancia que tuvieron para las familias ya que con el secado de la fruta podían tener un complemento alimenticio para el invierno. Con las lluvias este excedente de fruta corría el riesgo de pudrirse por lo que se secaban en estos hornos de formas cuadradas, cónicas o circulares. Muchos de estos hornos, además se utilizaban para hacer pan.

Recorriendo estos lugares llegaremos tras una subida no muy dura pero constante, hasta el Área Recreativa Cho Pancho, donde podremos descansar y tomar fuerzas para seguir el camino. Un sendero que nos lleva entre preciosas huertas de cultivos, unas a día de hoy trabajadas, otras en abandono pero que hacen dé este lugar de medianías un sitio peculiar. Todo esto acompañado de espectaculares vistas de la zona hasta el mar y de barrancos profundos a uno y otro lado de nuestro recorrido. Todo ello presidido siempre por el Roque de Jama.

El paisaje de este lugar, cuenta con gran variedad de especies vegetales. Desde las zonas altas, en las que encontramos el pino canario y jaras, mientras descendemos, encontramos tabaibas dulces, magarzas, cardones y ahora que estamos casi en primavera y con estas lluvias una cantidad importantes de florecillas de colores variados que dan un toque de color a los campos.

EL descenso desde la parte alta lo hacemos por un antiguo camino en el que algunos de sus tramos esta todavía empedrado y que nos llevara de nuevo hasta el núcleo de El Roque. Un sendero deteriorado por el tiempo, y por las escorrentías de agua, que, en muchos tramos hacen difícil el descenso por la cantidad de piedras sueltas que hay.

Una ruta para hacerla despacio, para empaparse de un forma de vida no muy lejana, para visitar estas casas abandonadas que fueron importantes núcleos de trabajo de antaño. Detenerse entre sus paredes, observar la arquitectura e intentar comprender como vivían estas personas, es uno de los objetivos de esta ruta. Una caminata sencilla aunque con tramos de pendiente tanto de subida como de bajada algo duros, pero llevaderos. Esta ruta nos permite conocer los aspectos naturales y culturales más relevantes de esta zona de las medianías. Su riqueza patrimonial hace posible una interpretación del medio agrícola y de la vida rural del sur de Tenerife, resaltando el espacio en que se desarrolla y las gentes que lo protagonizan.

Si te gusta esta entrada y nuestro blog, no dudes en compartirlo en tus redes sociales, nos ayudaras a seguir enseñando más lugares de nuestra Isla.

Si te gusta este lugar y quieres disfrutar de este espectacular camino, te puedes descargar el track aquí:

Si quieres conocer mas sitios de Tenerife no dejes de seguirnos y disfrutar de nuestras fotos en Instagram:

@neo.tenerife

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s