Desde el Mirador de Zapata a Punta del Hidalgo por el Volcan de las Rosas.

Después de un merecido descanso volvemos a retomar nuestras salidas y a conocer nuevos lugares. En esta ocasión hacemos una ruta que nos llevará a Punta del Hidalgo, por una de las sendas menos conocida y donde disfrutaremos del Volcán de las Rosas.

Saliendo desde el Mirador de Zapata, tomamos una senda paralela a la carretera, entre frondosos árboles de laurisilva donde un espectacular entorno de vegetación y humedad propia de la zona de Anaga, nos acompañará en este comienzo del recorrido.

Esta ruta nos guiará por tres tramos de vegetación perfectamente diferenciados. Una primera parte por un frondoso bosque de laurisilva, una segunda parte llegando a la parte alta de Bejia, donde nos encontraremos antiguas huertas de cultivo, y una tercera parte, ya llegando al volcán de Las Rosas donde predomina el matorral.

Con sus casi nueve kilómetros de longitud y un desnivel máximo de 916 metros, esta ruta tiene una dificultad media por su combinación de sendero, pista forestal y algunas zonas de carretera. Con duración aproximada de cuatro horas, conviene llevar equipación y calzado apropiado para este descenso hasta la costa, y también alimentos y bebida fresca.

Una ruta en la que prestaremos especial atención los días que esté el suelo mojado ya que hay tramos donde el sendero puede ser bastante resbaladizo.

Un camino tradicional lleno de historia y que nos permitirá saborear esta zona que cuenta con unas vistas increíbles hacia la costa. Este sendero nos va a permitir descubrir paisajes espectaculares y rincones casi perdidos así como una colección de formaciones geológicas, flora y fauna.

Una ruta menos conocida que la tradicional que baja desde la Cruz del Carmen hasta Punta del Hidalgo por los canales de Bejia, pero que a cambio nos permite descubrir un paraje increíble como es el volcán de las Rosas y su peculiar «paisaje lunar».

Desde el comienzo, este camino es prácticamente una continua bajada, con tramos de gran pendiente y que pondrán a prueba nuestras piernas durante todo el recorrido. Una vez llegados a la zona conocida como «El Moquinal», la vegetación va cambiando y tomaremos el sendero que está perfectamente señalizado hacia Punta del Hidalgo.

A partir de este punto empezamos a descender por un serpenteante camino toda la ladera, y donde las primeras vistas espectaculares de esta parte de Anaga van a ir apareciendo poco a poco.

A lo lejos se divisa el caserío de Bejia, y su sendero que lleva al volcán de las Rosas. En nuestro caso nosotros nos ahorramos esas subidas ya que discurrimos por la parte alta, por un sendero prácticamente sin desnivel, y ya poniendo la vista al volcán.

Una vez que alcanzamos este lugar es fácilmente reconocible. La vegetación se retira casi por completo y ante nosotros tenemos un «paisaje lunar» con curiosas formaciones producidas por las lavas y moldeadas por la erosión durante mucho tiempo.

Unas paredes verticales por un lado al barranco de Flandes y por otro lado a Bejia y el Tomadero nos van hacer disfrutar de este increíble paisaje con unas vistas del mar azul al fondo. Por el volcán de las Rosas disfrutaremos a lo largo de toda su cresta de un increble contraste de colores de sus tierras. Jable, picón y almagre dan colorido blanco negro y rojo a este lugar.

Un intenso pero corta bajada nos lleva hasta las primeras granjas y los primeras huertas de la zona conocida como el Homician. Empezaremos un fuerte descenso por una pista primero de tierra y que más adelante se convierte en asfalto por este famoso barrio.

La primera parte del descenso es bastante técnica ya que se alcanzan pendientes de 28% de desnivel, lo que si se suma al cansancio ya acumulado, hacen de esta zona una de las partes más duras del recorrido. Ya solo queda el el último tramo por la calle principal que nos dejará justo enfrente de la carretera general en la plaza de la iglesia de San Mateo Apóstol, final de nuestro recorrido.

Una ruta que sirve de alternativa la la clásica Cruz del Carmen-Punta del Hidalgo, por la parte alta de estos increíbles valles. Un recorrido que hay que prestar atención a los días de lluvia por que el suelo puede estar resbaladizo, y que nos mostrará uno de los primeros y más desconocidos volcanes, con un recorrido lleno de contrastes, entre vegetación y colores del terreno.

Sin duda alguna una gran ruta donde se disfruta desde el primer momento hasta el último y que nos llevará a disfrutar al máximo de una gran jornada de senderismo.

Si te gustaria conocer este lugar y quieres disfrutar de este espectacular sendero que te proponemos, te puedes descargar el track aquí:

Y si te gusta esta entrada y nuestro blog, no dudes en compartirlo en tus redes sociales, nos ayudaras a seguir enseñando más lugares de nuestra Isla con los botones de compartir de aquí abajo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s